Sin categoría

HISTORIA DE LAS MEDIEVALES DE CORTEGANA

Las Jornadas Medievales nacen de una idea de 1995, por iniciativa del entonces presidente de la Asociación Amigos del Castillo D. Enrique Lobo Moriche y otro miembro de dicha asociación llamado D. Augusto Thassio. Ambos se pusieron en contacto con el Ayuntamiento de Cortegana, con objeto de reiniciar una colaboración que ya dio excelentes frutos con las Jornadas Culturales. Las razones sobre las que se fundó la necesidad de crear las Jornadas Medievales fueron las siguientes:
El Ayuntamiento, dentro de una amplia programación anual, atendía a los aspectos de la cultura como teatro, música, danza y exposiciones, por lo que unas Jornadas Culturales eran reincidir en lo mismo.
La conciencia de que el castillo medieval de Sancho IV es lo más emblemático de Cortegana, reforzada su presencia gracias a la creación del parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, convirtiéndose en un Punto de Información estable donde se concentran importantes datos sobre la estructura militar de la comarca y en un centro cada vez más apreciado por los visitantes turistas.
La certeza de que el Castillo, desde el inicio de su existencia en el lejano 1293, estaba marcando un rumbo de difusión y desarrollo para Cortegana y la Sierra: la evocación de la Edad Media. Siguiendo las ideas del profesor Pérez Embid, se pensó que era necesario acudir al arraigo y a la tradición medieval de nuestro país, en nuestro Sur, ya que nuestra historia está llena de recreaciones, evocaciones y mixtificaciones del pasado medieval.
Este mosaico de argumentos materiales y espirituales dieron pie al proyecto de hacer coincidir en torno al Castillo de Cortegana un programa de actos completamente original en nuestra autonomía, que abundará por igual en el mundo de las artes, del comercio, de la formación, de manera que se transformara con los años en una auténtica seña de identidad para corteganeses y serranos.
Se han celebrado ya nueve ediciones, pasando de varios miles a más de setenta mil asistentes en las VIII Jornadas. Su completa municipalización, aumentando no obstante y muy considerablemente la cooperación con los colectivos y asociaciones locales, se produjo en 1998.
Las peculiaridades de estas Jornadas están principalmente en:
1) su realización entre las calles del pueblo,
2) la participación de sus vecinos y colectivos,
3) la implantación del euro maravedí como moneda del mercado,
4) la colaboración de entidades de carácter supranacional y de Estados,
5) su componente ético (el Encuentro de Culturas),
6) la revalorización del patrimonio histórico del municipio,
7) la presencia de un plan logístico de seguridad coordinado, y
8) su repercusión positiva en el desarrollo económico de toda la comarca.
En 2003 se ha logrado incluir las Jornadas en dos proyectos transfronterizos enmarcados en el programa europeo Interreg III. El primero se trata de un intercambio de actividades formativas entre Castro Marim (Portugal) y Cortegana. El segundo, ubicado en el vector Arco Atlántico, supone un paso más en la internacionalización del evento, ya que participan cuatro Estados (Portugal, Francia, Gran Bretaña y España.
Desde entonces, el evento no hecho más que crecer en calidad y número de visitantes, en programas estrella (como el Festival Sierra Celta y la Producción Local) y en número de artesanos, llegando a constituirse como un modelo válido para la dinamización patrimonial y territorial.

Shared

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>